miércoles, 29 de diciembre de 2010

TRISTE Y NEGRO





Ser optimista no es una opción. Es una forma de asimilar lo que te ocurre y filtrar toda la información que recibes para proyectarla sin miedo hacia un futuro deseado. Lo que imaginamos, lo que pensamos y sobre todo la fe que ponemos cuando soñamos o deseamos algo condiciona y multiplica las posibilidades de que al final lo vivamos.

Soy optimista por vocación y sigo tirando del carro incluso en los momentos en los que me quedo sin ruedas. Pero hoy me han contado algo que no me podía creer. Algo que que hace dudar al más optimista…

Cuando me dieron la noticia estaba fuera de casa y nada más entrar por la puerta me fui hasta el televisor para encenderlo y comprobar alucinado que en el canal de la tdt donde hasta ayer podías ver CNN+ hoy se veía Gran hermano 24 horas.

Todavía no he asimilado cómo es posible que un programa que retrata la aburrida y patética vida de unos pringaos durante sus 24 horas de encierro voluntario sea capaz de fagocitar un canal como CNN+. El poder alcanzado por esa chusta de programa me hace temblar, pero el tembleque se convierte en parálisis cuando imagino que quien toma la decisión lo hace porque el chusta canal del “Gran bufón encerrado” tiene más audiencia que CNN+. ¡Más audiencia! Más gente interesada en ver las cosas que ocurren dentro de esa casa que la que hay interesada en ver las cosas que ocurren ahí fuera, en el mundo.

No es fácil ser optimista cuando uno comprueba estos cambios. ¿Hacia dónde vamos? No lo se, pero los medios de comunicación cada vez tienen menos intención de comunicar y más ganas de mantenernos bien quietos en el sillón, sin protestar, sin pensar, envueltos en la apaciguante sensación de creernos muy listos por comprobar durante 24 horas que hay gente más vulgar y más idiota que nosotros…

Sinceramente no se quién es más tonto: el que se encierra voluntariamente en esa casa a cambio de dinero y ¿fama?, o el que pierde su tiempo y su vida al covertirse voluntariamente en espectador de los primeros.

Es triste, mañana me levantaré con otro ánimo, pero esta noche yo lo veo muy negro…

martes, 7 de diciembre de 2010

POR FIN EL VIDEOCLIP DE "PUEDO"

Por fín podéis ver el videoclip de "Puedo". Esperamos que os guste!

miércoles, 1 de diciembre de 2010

NUEVA WEB


Ya tenemos nueva web... Iremos actualizándola y alimentándola a medida que crezca El hombre que olvidó su nombre...

martes, 30 de noviembre de 2010

EL TREN ACÚSTICO

El primer día que quedamos para ensayar los temas en acústico empezamos a tocar sabiendo que sólo al final de los ensayos, cuando los temas sonaran bien, grabaríamos algún video para colgar en el blog.
Pero nada más ponernos coger los instrumentos hicimos una grabación con el ordenador para recordar los arreglos en caso de olvidarlos. El resultado es este video. A mi me gusta mucho porque se nos nota relajados y con ganas de empezar a tocar. Por eso he dejado también el principio del video en el que mientras yo afino, Diego y Raúl "hacen tiempo" delante de la cámara.
Tal vez alguno de vosotros ya lo haya visto porque estaba colgado en youtube, pero dado que no tenemos más grabaciones de los ensayos me pareció una buena idea colgarlo aquí.
Como siempre, espero que lo disfrutéis!
Un abrazo a todos.
Marcos

domingo, 28 de noviembre de 2010

ENSAYO ACÚSTICO: BIPOLAR

¡Saludos!

Aquí os dejamos un video del ensayo de la versión acústica de Bipolar que estamos preparando para los conciertos de despedida de diciembre.

Los demás temas del repertorio los tendréis que ver en los conciertos porque ya no nos queda más material, jejeje.

Recordaros también que en estos cuatro conciertos presentaremos cinco temas del nuevo disco. Así que será al mismo tiempo una despedida y un reencuentro.

Nos vemos en la carretera…

Marcos


sábado, 27 de noviembre de 2010

ENSAYO ACÚSTICO: GRITO

Saludos a tod@s!

Ya queda poco para presentaros las versiones acústicas de nuestros temas. Hasta entonces, os adelantamos unas imágenes de los ensayos. Como podéis comprobar en esta versión de Grito, en los conciertos acústicos vamos a vestir los temas de manera distinta a cuando tocamos en eléctrico. Solo nos parecía honesto despedirnos de vosotros en acústico si os ofrecíamos unos conciertos realmente distintos; únicos. Estamos seguros de que os van a sorprender... Además, aprovecharemos la ocasión para tocar temas que hasta ahora no habíamos tocado en directo. Así que nada más. Solo queda vernos en alguno de los cuatro conciertos de despedida.

Que lo disfrutéis!

lunes, 22 de noviembre de 2010

DESPEDIDA BIPOLAR: ENTRE TÚ Y YO

Esta mañana nos han confirmado cuatro conciertos acústicos que daremos en dicembre, en los que, además de presentar temas nuevos del próximo disco, diremos adiós a la etapa Bipolar.

El 3 de diciembre estaremos en la sala DF de Cornellá.

El 5 de diciembre en la sala Clamores de Madrid.

El 9 de diciembre en la sala Black de Valladolid.

El10 de diciembre en la sala Mardigras de A Coruña.

Era una cuenta pendiente que teníamos con vosotros ya que siempre quisimos terminar la gira ofreciendo una serie de conciertos muy distintos a los eléctricos.

Habíamos comprobado en algunos ensayos que nuestras canciones adquieren un carácter nuevo cuando las tocamos con guitarras acústicas, cajón y contrabajo. En estas sesiones la improvisación se manifiesta sin buscarla, mi voz se hace más orgánica y el carácter jazzístico de Diego, Raúl y Victor gana protagonismo.

Pero lo mejor de todo es que, muchas veces, las versiones acústicas superan en intensidad a las versiones eléctricas…

Nos encerramos en el estudio a grabar El Hombre que olvidó su nombre y no pudimos despedirnos a gusto de un disco, Bipolar, que para nosotros ha marcado un antes y un después, así que ahora que hemos terminado nos apetece mucho dar estos conciertos acústicos.

Sin duda nos hubiera gustado llevar estos conciertos a otras muchas ciudades pero no hay tiempo para más. Os animamos a todos a que vengáis a estas últimas sesiones y, como adelanto, os enviamos una de las grabaciones acústicas de los ensayos. Aquí tenéis “Entre tú y yo”. Que lo disfrutéis…

Marcos


miércoles, 27 de octubre de 2010

EL HOMBRE QUE OLVIDÓ SU NOMBRE - Portada

Saludos!

Poco a poco nos vamos acercando a la fecha de publicación de El Hombre que olvidó su nombre.

Somos conscientes de que por distintos motivos ( cambio de discográfica, estreno en la paternidad, etc) hemos ido retrasando el momento que todos esperamos. Somos los primeros que nos morimos de ganas por compartir estas canciones tan especiales para nosotros.

La verdad es que por otro lado nos alegramos de que por primera vez estemos haciendo bien las cosas antes de publicar un disco. Hasta ahora siempre nos había pillado el toro en la fecha de publicación y es muy frustrante comprobar cómo mucha gente que desea escucharte ni siquiera se ha enterado de que el disco ya está en la calle. No es que ahora vayamos a tener una promoción previa apabullante, pero al menos quemaremos nuestras bazas en los tempos adecuados.

Es la primera vez que meses antes de su publicación tenemos el disco terminado, el diseño acabado y el videclip listo.

Pronto tendremos la posibilidad de disfrutar del video. De momento os dejo una foto de la portada de este disco que tanto se hace esperar.

Muchas gracias a todos por vuestra paciencia.

Un abrazo fuerte,

Marcos.


miércoles, 20 de octubre de 2010

INTIMIDAD: Nana para Óliver

Si durante el último mes de embarazo le pones repetidamente una canción al bebé, al nacer la reconoce y le tranquiliza. Al menos eso es lo que cuentan. Por eso este verano me puse a componer una nana para cantársela todos los días a mi, entonces, futuro hijo. Encontré la melodía perfecta, entre suave e intensa, y cada noche antes de dormir daba un mini concierto a una gran barriga, convencido de que mi hijo, al nacer, reconocería la canción en una experiencia de encuentro entre padre e hijo cuasimística.

En el momento del parto, justo después de limpiarle, le pusieron sobre el pecho de su mamá. En ese momento se tranquilizó un poco y yo vi claro que era mi momento: el momento de presentarme a mi hijo mediante mi voz. La mamá y el papá habían estado esperando este momento mucho tiempo, seguros de que el bebé, nada más escuchar la melodía en boca de su papacantante, reconocería de inmediato la canción sintiéndose seguro y dando lugar al tan soñado momento místico de reencuentro paternofilial.

Pues bien, en cuanto me hice con el valor de ponerme a cantar en un paritorio delante de todo el personal médico junto a la carita de mi hijo, este me miró frunciendo el ceño y comienzó a berrear como diciendo: “Oh nooooo!, este tipo que me cantaba ultimamente también está aquí fuera, no puede ser!”

Sobra dar detalles sobre la cara que se me quedó. Evidentemente suspendí de inmediato el recital y el bambino se calmó, por fin tranquilo.

Aquí queda este gracioso momento que hasta ahora era solo parte de mi intimidad… Y esperando que seáis un público un poco más benevolente, jeje, os dejo la “Nana para Oliver”.

Marcos


domingo, 10 de octubre de 2010

DIARIO DE EL HOMBRE QUE OLVIDÓ SU NOMBRE Capítulo VI: Asturias (Acme estudios)

Tras siete dias de sesiones de grabación en los estudios Montepríncipe de Madrid, despejamos definitivamente nuestras dudas y pusimos rumbo a Asturias a mediados de febrero de 2010.

Ahora teníamos muy claro que estábamos en el buen camino; las primeras grabaciones ya terminadas, la bases, nos hacían imaginar un muy buen disco. Nunca habíamos sonado así y la conexión personal y musical con Nigel Walker no podía ser mejor. Con él estábamos llegando a lugares musicales hasta ahora desconocidos por nosotros; y lo mejor de todo es que las canciones sonaban mucho a La Sonrisa.

Embriagados por este estado de ánimo solo nos quedaba disfrutar del resto de las sesiones de grabación. El plan fue continuar grabando el disco en un estudio alejado del ruido y de la ciudad, donde poder aislarnos de todo para sumergirnos en el mundo de El Hombre que olvidó su nombre. Y así fue; solo que la inmersión no duró hasta el mes de marzo, como habíamos previsto, sino hasta el 1 de agosto, día en el que terminamos de grabar la última toma de la última canción. Durante esos meses hemos podido disfrutar trabajando como nunca lo habíamos hecho antes: sin prisa.

En Asturias solíamos comenzar las sesiones de trabajo a las diez de la mañana y parábamos para comer en una casa de comida asturiana que colindaba con el estudio. Dormíamos en el mismo estudio en un apartamento situado en el piso de arriba y la buena sintonía con Miguel Herrero, dueño de los estudios Acme, nos permitió a todos llegar más allá de lo que suelen ser las sesiones de estudio “normales”…



martes, 28 de septiembre de 2010

AVANCE VIDEOCLIP "PUEDO"

Aquí os dejamos el primero de una serie de avances con los que iréis descubriendo poco a poco la historia de “Puedo”…

Nos apetecía hacer un video distinto, algo que nunca hubiéramos hecho y el tema “Puedo” se prestaba para narrar por fin una historia poética y con algo de épica al mismo tiempo. Un video que trascendiera la idea de un grupo tocando su canción. Tengo la sensación de que después de este, será dificil que algún día volvamos a hacer un videoclip “normal”. Aunque nunca se sabe...


jueves, 23 de septiembre de 2010

DIARIO DE EL HOMBRE QUE OLVIDÓ SU NOMBRE Capítulo V: Ábreme

“Abreme” es tal vez la canción y la letra más balsámica y descarnada de este disco y todavía hoy se encarga de protegerme de mí mismo...

Volver a la ciudad suponía mucho más que un regreso. Implicaba encontrarse frente a frente con todo lo que me convirtió en El Hombre que olvidó su nombre. Durante dos años apartado, aislado, a salvo de mí mismo, o al menos de mi parte bipolar más oscura, había aprendido a reir para que mis demonios dejaran de reirse de mí; había aprendido a llorar para que el alma que me inunda no se llegara a estancar; a caer, y, con cada tropiezo, a ponerme en pie; aprendía a cerrar los puños cuando quisieron cambiar mis lemas por los suyos…

Pero ahora tenía que volver y luchar contra mi ego. Impedir que volviera a convertirme en su marioneta. Ser capaz de disfrutar sin miedo de la experiencia de grabar un cuarto disco. Bajo el entusiasmo, el temor se agazapaba; seguía latente; escondido; escondiéndome. Sabía que no era difícil que volviendo a la ciudad todo aquello que estuvo a punto de hacerme enloquecer sedujera de nuevo a mi temblorosa mente.

Las circunstancias no ayudaban. No solo volvíamos a la ciudad para grabar nuestro cuarto y, para nosotros, definitivo disco; esta vez contábamos con la dirección de un productor con más de treinta años de experiencia. Un tipo que lo sabía casi todo dentro de un estudio pero que inevitablemente supondría realizar un ejercicio de equilibrismo entre sus decisiones y las nuestras. El miedo a alejarnos de nosotros mismos convivía cada día con la energía que nos inspiraban sus grandes ideas.

Echando la vista atrás y con el resultado ya valorado es fácil ver lo importante que ha sido para nosotros cruzarnos en el camino con Nigel Walker; pero el 1 de febrero de 2010 empezó para mí el periodo más intenso y desafiante que he vivido desde la noche en que olvidé mi nombre…

Por suerte no volvía sólo. Además de tener al lado a Diego y a Raúl llevábamos un puñado de canciones que habían sido compuestas precisamente para protegernos en situaciones clave. “Abreme” es tal vez la canción y la letra más balsámica y descarnada de este disco y todavía hoy se encarga de protegerme de mí mismo...



viernes, 17 de septiembre de 2010

"LOCO": PEQUEÑO ADELANTO ACÚSTICO

Hace unos días, con la emoción de escuchar el disco ya terminado, grabé en casa con la cámara de mi ordenador esta versión acústica de “Loco”, una de las canciones de El hombre que olvidó su nombre. Aunque la calidad del audio y del video es muy casera, creo que tiene su encanto y me apetecía mucho compartirla con vosotros, a ver qué os parece...


domingo, 12 de septiembre de 2010

DE VUELTA DE VACACIONES

Hola a todos:

Aquí estamos de vuelta después de unas buenas vacaciones. En estas semanas hemos desconectado y cargado las pilas; llevábamos trabajando en el disco desde el verano pasado y era vital parar y descansar un poco…

El regreso ha sido intenso pues os cuento que la semana pasada hemos rodado el videoclip del primer single de “El hombre que olvidó su nombre”. Ya os adelanto que nunca habíamos rodado algo así y que, como poco, creo, os va a sorprender. Aquí os dejamos unas fotos del rodaje que nos ha pasado Mateo González, hijo del director y muy amigo nuestro.

Prometemos que pronto tendremos imágenes del vídeo y del rodaje que mostraros. Además, tenemos todavía pendiente algunos capítulos del Diario donde enseñaros cómo fue la grabación del disco en Madrid y en Asturias y también haceros partícipes de la experiencia musical que supuso meternos en el estudio los dos últimos días con Guillermo Galván (Vetusta Morla) para trabajar juntos en Náufrago. Disfrutamos mucho ese fin de semana dentro y fuera del estudio y creo que el resultado lo refleja.

Se nos acumula el trabajo y el material gráfico… La verdad es que este disco ya está dando para muchísimo… Promete muchas cosas buenas… Estad atentos, estas semanas iremos colgando por aquí novedades.

Acabamos de recibir el master del disco terminado y suena increíble. Estamos muy satisfechos del trabajo realizado. El tiempo lo dirá pero es la primera vez que después de la primera escucha de un disco terminado tenemos esta sensación. Ya veremos qué os parece a vosotros!

Ah! Se me olvidaba, jeje. Si en los próximos dias tardo en aparecer por aquí será buena señal: querrá decir que Oliver, mi hijo, habrá nacido ya y que estaré cambiando pañales sin parar….

Hasta pronto!!!

Marcos






Añadir imagen


jueves, 22 de julio de 2010

DIARIO DE EL HOMBRE QUE OLVIDÓ SU NOMBRE Capítulo IV: Naúfrago

Durante la grabación de El hombre que olvidó su nombre hicimos una lluviosa escapada para realizar la sesión de fotos del disco. Una vez más, nos pusimos en manos de Pablo Zamora y Orlando Gutiérrez, que nos llevaron a un rincón onírico escondido en Ribamontán al Mar, Cantabria, donde nos sentimos realmente como naúfragos… La canción que acompaña este capítulo, Naúfrago, es probablemente la más personal de este disco. Fue escrita durante los días en los llegué a olvidar mi nombre… y esta es solo una de las distintas versiones que hay de ella. La que aparecerá en el disco la grabaremos en unos días junto a un invitado muy especial. No podía haber un motivo mejor para celebrar el final de la grabación de El hombre que olvidó su nombre que compartir esta canción con un músico como él…

martes, 6 de julio de 2010

DIARIO DE EL HOMBRE QUE OLVIDÓ SU NOMBRE Capítulo III: Yo lo veo muy negro

Hace ya dos años que escapé de la ciudad. Desde aquí, desde este bosque que me aisla y me devuelve la lucidez hay noches en las que es difícil  imaginar una solución al problema llamado “Hombre”; parece que el veneno que convierte todo en un desierto forma parte de la misma esencia que nos ha llevado hasta donde ahora nos encontramos: este lugar privilegiado, este "progreso" que nos ciega y desde el que miramos por encima del hombro al resto de seres "irracionales", y que de paso nos impide ver lo primitivos que aún somos. Sinceramente, hay veces en que lo veo todo muy negro.

Bajo este sentimiento surgió Negro. Tras una tarde de ensayos sentimos la necesidad de ir a un estudio a comprobar si lo que sentíamos en el local se podía transmitir de igual manera en una grabación. Después de escuchar el resultado supimos que teníamos un tema único en el repertorio de este disco…



ALGUNAS IDEAS QUE EL HOMBRE QUE OLVIDÓ SU NOMBRE NO CONOCIÓ A TIEMPO

Casi seguro que El hombre que olvidó su nombre nunca había oído hablar de la Teoría del Decrecimiento. Esta es una corriente política que sugiere que en los países ricos no hace falta crecer más, sino aprender a vivir con menos. ¿Cómo? Repensando nuestras necesidades reales y adaptándolas con el fin de construir una sociedad más equilibrada y un planeta mejor conservado. Hay gente como Carlos Taíbo que cree que esto no es una utopía. Dice que “lo utópico es lo contrario, creer que es viable vivir cada vez con más en un planeta finito”. Llegado el caso, aparecen sobre la mesa conceptos que me parecen sugerentes como el movimiento de vida sencilla, la banca ética o las ciudades en transición hacia una gestión sin petróleo. Aquí os dejo un artículo sobre el tema del periódico 20 Minutos con unos cuantos links interesantes. He llegado a este artículo desde el blog Treinta letras por segundo que también reflexiona al respecto.

lunes, 5 de julio de 2010

VIDEO BELLE & SEBASTIAN

Acabo de ver este vídeo que han hecho los chavales del Colegio Huerta de Santa Ana de Sevilla con “The Blues are still Blue” de Belle & Sebastian y me ha encantado. Celebro mucho que haya profesores que crean que no todo lo que hay que aprender está solo en los libros...  Enhorabuena a todos!!!!



domingo, 27 de junio de 2010

DIARIO DE EL HOMBRE QUE OLVIDÓ SU NOMBRE Capítulo II: Mundoalrevés

Una de las canciones de este disco que mejor refleja la energía y la actitud con las que hemos ensayado durante estos meses es Mundoalrevés. Con ella  hemos querido recordarnos que ante todo nunca podíamos dejar de tomarnos el proceso como un juego cuyas reglas podían ir cambiando conforme cambiaban nuestras sensaciones y no al revés. Tampoco nos parece mala idea aplicarlo a la vida en general pero no siempre se acuerda uno de ello. Para eso, para que no se nos olvide surgió esta canción. Aquí tenéis un extracto de los días en los que Mundoalrevés se unió a nosotros.



miércoles, 23 de junio de 2010

DIARIO DE EL HOMBRE QUE OLVIDÓ SU NOMBRE: Visita de amigos

A final del verano de 2009, mientras terminábamos los ensayos, recibimos la visita de David Otero (El Pescao) y Juanín (Ewan). Esos días estuvimos preparando la canción El grito de mi generación. Aquí os dejamos unas fotos que nos hizo Pablo Zamora del encuentro surfero en Langre, una playa alucinante de Cantabria. 







domingo, 20 de junio de 2010

DIARIO DE EL HOMBRE QUE OLVIDÓ SU NOMBRE Capítulo I: Escapar de la ciudad

...pero lo que sí teníamos claro era que teníamos que escapar de la ciudad. Necesitábamos encontrar un lugar donde volver a conectar con nuestra creatividad, donde reducir los estímulos exteriores que nos llegaban y que hacía tiempo venían distrayéndonos de lo que realmente nos importaba.  Detrás del bosque de Loredo, en Cantabria, instalamos nuestro campamento. Allí, desprovistos de ruido y velocidad, comenzaron los primeros ensayos. En ese lugar nos dimos cuenta de que por fin teníamos delante las condiciones para encontrarnos con un disco distinto. 

Para finales del verano del 2009 quedó claro que teníamos entre manos un material musical cargado de una energía especial. Los ensayos y las grabaciones lo confirmaban. Pero a pesar de la distancia y el aislamiento aún nos quitaba el sueño una vieja preocupación: la discográfica con la que todavía nos unía un contrato legal no parecía mostrar el mismo entusiasmo por el proyecto: no conseguíamos respuesta de ningún tipo cuando les hacíamos llegar nuestras maquetas y pensar en publicar otro disco más siendo los únicos defensores del proyecto era algo descorazonador. 

Por fin, pedimos libertad legal para continuar trabajando por nuestra cuenta. Al día siguiente éramos libres. Aquel era el último paso que necesitábamos dar para disfrutar de la producción de este disco, y lo acabábamos de hacer.  La misma noche, durante un paseo nocturno por el bosque llegaron a mí las primeras melodías de "Puedo", una de las  muchas canciones de El hombre que olvidó su nombre que han surgido atravesando el bosque, la playa, las dunas o los acantilados.  

Fácil ver en este caso cuál fue la fuente de inspiración...


lunes, 14 de junio de 2010

CACAHUETE

Hoy nos ha dicho adiós nuestro amigo Cacahuete. Muchos escenarios quedan llenos de su vitalidad y su amor por la música.  Queremos despedirnos de él con esta canción. Muchas gracias Cacahuete por un concierto en la Caracol que ya nunca se nos olvidará. Buen viaje!
video

ÉRASE UNA VEZ UN HOMBRE QUE OLVIDÓ SU NOMBRE

Cada vez hay más gente que decide dar el paso hacia una vida más sencilla. Donde el progreso no imponga sus daños colaterales en cada uno de nuestros actos. Donde poder desarrollar una sensibilidad que centre nuestra atención en algo más que nosotros mismos, nuestra imagen, nuestra ropa, nuestro coche, nuestra casa, nuestras metas, nuestra cultura, nuestras neurosis… Allí donde los estímulos provocan a los sentidos y te invitan a bucear en un Pandora que no está tan lejos ni existe solo en un futuro ficticio. Hay quien piensa que somos nosotros los que vivimos alejados de nuestro entorno y de nuestro presente: obsesionados con metas futuras que nos hacen hipotecar la experiencia de sentir el instante que nos rodea.

…El hombre que olvidó su nombre no supo ver a tiempo que nada de lo que poseía lo acompañaba. Se esforzó mucho en construir un entorno que le impidiera sentir su soledad. Llegó a confundir la realidad consigo mismo y a creer que la infinitud del mundo se reducía a su limitada experiencia.

Consiguió estatus, poder y dinero para que su pequeño mundo pareciera grande y hermoso. Y aunque de vez en cuando aparecía la sensación de que aquello era demasiado frío y solitario, no tardaba en disiparla pensando en lo afortunado que era por tener tantas cosas en un mundo donde había tanta pobreza.

Los esfuerzos que realizaba para seguir disfrutando de esa suerte eran cada vez mayores. Primero tuvo que renunciar al tiempo que dedicaba a sus amigos más lejanos. Con los años, dejó de ver incluso a los íntimos. Pero aún tenía a su familia, a la que con esfuerzo podía dar cada vez más cosas. Al fin y al cabo no podía quejarse porque tenía de todo en un mundo donde había tanta pobreza.

Con el paso de los años llegó a lo más alto: más éxito, más poder, más dinero. Consiguió todo menos una cosa: tiempo. Cuanto más solo estaba, más se esforzaba por mantener su pequeño universo en pie, y se animaba pensando en lo afortunado que era teniendo tanto en un mundo en el que había tanta pobreza.

Un día, sin darse cuenta, distraído en su mundo de abundancia estéril, se convirtíó en el hombre que olvidó su nombre; aquél que no sentía lo que no compraba y que cuando tuvo todo, no sintió ya nada...

Cada vez hay más gente que decide dar el paso hacia una vida más sencilla. Gente que escapa de la autopista del progreso para avanzar despacio por el sendero del instante.  Una vez me crucé con uno de ellos y le pregunté:

-¿Cómo te diste cuenta?, ¿cómo puede uno despertarse?

A lo que respondió:

- Pandora está a tu alcance; la tienes ahí delante.

ADELANTO...

Saludos a todos:

Aquí os dejamos un adelanto de la canción que da nombre a nuestro próximo disco: El hombre que olvidó su nombre. Dado que todavía estamos mezclando el disco, lo que vais a escuchar es solo una versión de la maqueta. A ver qué os parece...

domingo, 6 de junio de 2010

EL HOMBRE QUE OLVIDÓ SU NOMBRE - Nuevo disco de La sonrisa de Julia

Al terminar la grabación de Bipolar , tras diez años viviendo en Madrid, decidimos ubicarnos cada uno en lugares distintos. Hemos seguido trabajando juntos reuniéndonos en una casa en Cantabria alejada de prisas, urbe y ruido, donde preparamos la gira del año pasado y en la que se ha gestado nuestro próximo disco. 

Hace aproximadamente un año comenzamos a grabar las primeras maquetas. Tras meses de ensayos y grabaciones (meses en los que conseguimos que Universal nos diera libertad para seguir nuestro propio camino) recibimos la llamada del productor Nigel Walker. Aceptamos su ofrecimiento de producir este disco como el lujo de poder aprender de uno de los mas grandes. En noviembre de 2009 se sumó a nuestro equipo pasando inolvidables días en tierras cántabras. 

Para el 1 de febrero nos encontrábamos en Madrid grabando las primeras tomas del disco. Dos semanas después nos trasladamos a Asturias para seguir grabando más tranquilos. La idea era terminar la grabación a principios de marzo pero finalmente hemos estado inmersos en el estudio hasta junio. Ahora mismo solo falta terminar las mezclas y algunos detalles. 

Han sido más de cuatro meses de sesiones; es la primera vez que hemos podido trabajar en un estudio sin ninguna prisa dando el tiempo necesario a cada canción para conseguir en el estudio la energía de nuestro directo. Este privilegio se lo debemos a nuestro manager que apostó por este proyecto sin dudarlo. Gracias Íñigo!!!

El resultado es El hombre que olvidó su nombre, nuestro cuarto disco, que verá la luz tras el verano. Otra de las buenas noticias es que vamos a tener el apoyo de Warner Music, compañía con la cuál hemos firmado contrato por cuatro discos y con la que ya estamos trabajando. 

No podemos disimular nuestro entusiasmo y nos morimos de ganas de empezar a ensayar para lo que creemos que será una gira inolvidable porque este disco tiene una energía brutal. Además, anunciaros que este año tenemos un componente más que compartirá escenario con nosotros... Promete mucho, pero todo a su tiempo. 

De momento vamos a publicar un blog donde iremos compartiendo el diario de la experiencia que ha supuesto para nosotros este disco. Tenemos muchísimo material de ensayos, sesiones de estudio, sesiones de fotos, etc, para que vayáis entrado poco a poco en el mundo de El hombre que olvidó su nombre... 

Muchas gracias a todos por el apoyo y la buena energía que nos habéis transmitido en todo este tiempo. A pesar de que hemos estado desaparecidos durante meses no hemos dejado de recibir vuestros mensajes y no os hacéis idea de lo que supone para nosotros ver cómo el "Ejército de la Sonrisa" crece y crece. No es fácil seguir haciendo discos en los tiempos que corren y se agradece mucho saber que seguís ahí.

Hasta muy pronto!

Diego, Raúl y Marcos